Cuencos tibetanos y su historia
Conoce qué son los cuencos tibetanos y de dónde vienen

Está demostrado que el estrés produce alteraciones en nuestro sistema inmunológico[1]. Entonces, para evitar que esto te pase, incorporar una rutina diaria de actividades que puedan ayudar a relajarte es una buena alternativa. Hay muchas opciones para elegir, sin embargo, nosotros nos hemos decidido por la de los cuencos tibetanos.

¿Qué son los cuencos tibetanos y cuál es su origen?

Los cuencos tibetanos nos remiten muchos siglos atrás. Según cuenta la historia, el origen se sitúa por el año 480 a. C. En esa época, el Dalai Lama y los monjes tibetanos comenzaron a utilizarlos como instrumentos para alcanzar la armonía entre el cuerpo y la mente. Los lamas y los monjes fabricaban artesanalmente los cuencos tibetanos, también llamados cantores.

Ellos lo hacían casi siempre a partir de la aleación de siete metales; cada uno de esos metales simboliza un planeta:

  • oro (Sol)
  • plata (Luna)
  • mercurio (Mercurio)
  • cobre (Venus)
  • hierro (Marte)
  • estaño (Júpiter)
  • plomo (Saturno)

Estos cuencos metálicos, tan comunes en la cultura oriental desde hace milenios, llegaron a occidente hace tan solo algunas décadas.

¿Cómo funcionan los cuencos tibetanos?

La clave de los cuencos tibetanos está en las ondas sonoras y las vibraciones que emiten.

Para producir esas ondas y vibraciones, tienes que hacer sonar el cuenco rozando el borde con un elemento de madera o mediante suaves golpecitos con una baqueta. Con ese rozamiento, las ondas alcanzan lo que se llama una nota de mantra; un sonido o frase con poder espiritual y/o psicológico.

Así, las ondas toman forma de voz, una voz que nos recuerda nuestro auténtico propósito en la vida. Mientras eso sucede, el cuenco también emite unas vibraciones muy poderosas.

Pero antes de presentarte los beneficios de los cuencos tibetanos, debes saber que ellos solos no son suficientes para llevar un estilo de vida saludable. De hecho, son un complemento. Así que, por ejemplo, si te gusta trotar, no debes dejar de hacerlo.

¿Cuáles son los beneficios de esas ondas y vibraciones?

  • El sonido que producen tienen un efecto curativo.
  • Tus sistemas nervioso y cardíaco se armonizarán.
  • Estarás con un mejor ánimo.
  • Equilibran los centros vitales (chakras) de tu organismo.
  • Si eres una persona ansiosa, te serán de mucha utilidad.
  • Tu mente estará más relajada.
  • Si hay energías negativas en donde estés, las limpiarán.
  • Aumentan los niveles de endorfinas[2].
  • Producen un efecto beneficioso para tu salud[3] en general, ya que elevan las defensas del organismo.
  • Podrás sentir una profunda sensación de bienestar físico y mental.

¿Qué dice la ciencia oriental sobre los cuencos tibetanos?

La medicina oriental atribuye las alteraciones físicas, mentales o emocionales a los desequilibrios; a las descompensaciones vibratorias.

Cuando eso ocurre, hay algunas células del cuerpo que comienzan a vibrar en frecuencias diferentes; entonces, estas células enferman.

Desde esta perspectiva, lo que hacen los cuencos es modificar la estructura de esas células alineando su vibración. De esa forma es como producen el efecto curativo. Es una terapia de sonido muy potente y de gran belleza; los cuencos vibran a 432 Hz (Hercios), igual que la naturaleza en armonía[4].

Hasta aquí te hemos presentado abundante información acerca de los cuencos tibetanos.

Con esto, creemos que es suficiente para ayudarte con la decisión de dar el próximo paso: comenzar a utilizarlos y percibir sus beneficios.

****

REFERENCIAS.
[1] (González, 2001)
[2] (Monsonis, s.f.)
[3] (Enríquez, s.f.)
[4] (Páez, 2020)

Te inspiramos a vivir una vida mejor a través del cuidado de tu alimentación, bienestar, actividad física, espiritualidad y de nuestro planeta.
Cuida tu Vida