Con el mundo como está, quizá es hora de que hablemos del cuidado del agua. Porque para los años venideros puede ser un recurso mucho más importante de lo que es hoy. Y no es que el mundo esté a punto de convertirse en un yermo reseco, pero no está de más poner de nuestra parte para evitar ese futuro.

Si eres afortunado de acceder fácilmente al agua potable, aquí te traemos cinco tips para cuidar el agua.

1. Pon cronómetro a tus duchas

La ducha suele ser el lugar en el que pensamos, cantamos y hasta peleamos con nosotros mismos. Pero afrontémoslo, puede generar un gasto hídrico impresionante. ¡Solo 10 minutos gastan cerca de 200 litros de agua!

Así que el primer consejo para cuidar del agua es darte un límite de tiempo en la ducha. Puedes usar un cronómetro, pero hay formas más entretenidas de hacerlo. Por ejemplo, dos canciones de 3 minutos por ejemplo es suficiente tiempo para salir de la ducha. Si quieres saber un poco más sobre la ducha y su consumo de agua haz clic aquí.

2. Recicla tu aceite usado

Uno pensaría que el aceite no tiene nada que ver con el cuidado del agua. Pero en realidad el aceite usado es muy dañino para el medio ambiente, sobre todo para los cuerpos de agua.

Un solo litro de aceite usado puede contaminar el equivalente de 40.000 litros de agua. Y eso sin mencionar el daño que le hará a tus cañerías.

En muchas ciudades alrededor del mundo hay puntos en los que puedes reciclar tu aceite usado. Por increíble que parezca este desperdicio común puede ser convertido en cosas útiles como jabón e incluso en biocombustible.

Así que no solo estarás contribuyendo con el cuidado del medio ambiente sino también a la obtención de combustibles renovables.

Consejos para que aportes al cuidado del agua y un planeta más verde
Conoce estos cinco tips para el cuidado del agua

3. Sé eficiente al momento de lavar

Entre las muchas situaciones en las que usamos el agua se encuentra la de lavar. Por eso una de las maneras más óptimas de ayudar con el cuidado del agua es ser eficiente cuando lavas.

Cosas tan simples como lavar únicamente cargas grandes de ropa. O como no dejar corriendo el agua mientras enjabonas los platos.

Estas acciones pueden hacer la diferencia y así contribuyes a ahorrar varios litros de agua. Realmente no requieren mucho esfuerzo, solo tienes que ser más estratégico con tus lavados.

4. Recicla el agua no potable

Muchas veces dejamos que se desperdicien fuentes de agua. Por ejemplo, cuando esperamos que se caliente el agua de la ducha o el agua de la lluvia. Puede que toda esa agua ya no sea buena para beber, ¡pero se puede usar!

Para regar tus plantas, para descargar el inodoro, o incluso lavar tu carro, solo necesitas una manguera con la que puedas cortar el suministro de agua. No es difícil y contribuyes con el cuidado del agua.

5.  Hazle mantenimiento a tus instalaciones de agua

Todos tenemos en casa un grifo que gotea de cuando en cuando. Puede no parecer un problema, pero si quieres ayudar al preservar del agua tienes que mantener las llaves o grifos en buen estado.

A veces pequeñas piezas como tornillos pueden aflojarse con el uso, o incluso romperse. Solo tienes que tener algo de paciencia y averiguar bien las especificaciones de tu grifo.

Aquí una guía en profundidad para reparar goteras en grifos.

Ahí los tienes, cinco tips fáciles para la preservación y el cuidado del agua. Así con algo de suerte podremos hacer nuestra parte para asegurar que haya agua por un rato más.


REFERENCIAS:

Te inspiramos a vivir una vida mejor a través del cuidado de tu alimentación, bienestar, actividad física, espiritualidad y de nuestro planeta.
Cuida tu Vida