Siete pasos para iniciarte en el mundo del fitness
Vuélvete fitness: siete pasos para principiantes

La actividad física es lo más recomendable si deseas cuidar y mejorar tu salud. No importa la edad que tengas, iniciarte en el mundo fitness solo te traerá beneficios.

En efecto, ¿sabías que al llevar una vida fitness fortaleces tus músculos y puedes reducir el riesgo de contraer enfermedades del corazón? Es un hecho, además que también mejoras tu salud mental y tienes más energía[1].

Entonces, ¡lo importante es comenzar tu nuevo estilo de vida y aquí te diremos cómo!

¿Cómo iniciarse en el mundo del fitness?

Lo primordial es que tengas una actitud positiva y muchos deseos de empezar. Es más, entre los beneficios de tener una vida más activa están[2]:

  • Controlar tu peso al quemar las calorías que consumes en exceso,
  • Mejorar tu humor a lo largo del día,
  • Dormir mejor.

Una vez estás decidido a iniciar, puedes plantearte preguntas que orienten tus próximas decisiones.

Por ejemplo, ¿cuándo y a qué horas ir al gimnasio? O si haces ejercicio en casa, ¿qué hora del día te queda más cómoda?, ¿qué partes del cuerpo vas a trabajar?, ¿qué resultados esperas?

Con estas respuestas en mente, prepara la ropa deportiva el día anterior y arma tu lista de música en el celular. ¿Empezamos? En Cuida tu vida te recomendamos estos siete pasos para iniciarte en el fitness.

1. Evalúa qué tan en forma estás

Para iniciarte en el fitness es recomendable comenzar con una evaluación de cómo está tu estado físico. Puedes tomarte el pulso antes y después de haber recorrido 1,6 km. (1 milla).

Así llevas un registro de la frecuencia cardiaca en descanso y luego del esfuerzo, para evitar registros por fuera de lo normal y evitar lesiones.

También puedes cronometrar cuánto tardas caminando o corriendo esos 1,6 km e intentar mejorar tu marca personal en cada sesión. No olvides calcular tu índice de masa corporal (IMC)[3].

2. Fitness: Un entrenamiento a tu medida

Primero ten presente tus metas. Anótalas para no olvidar lo que quieres conseguir. Ten en cuenta que lo recomendado para adultos sanos (18-64 años) es realizar al menos 150 minutos de actividad física a la semana[4].

Diseña el plan a tu medida: cuánto tiempo deseas para cada ejercicio y cuántas veces a la semana. No tienes que apresurarte, empieza con poca actividad y vas aumentando de acuerdo a cómo se sienta tu cuerpo.

3. Ropa y calzado

Para iniciarte en el maravilloso mundo del fitness lo mejor es que tengas la ropa y el calzado adecuados. Unos tenis livianos con buen agarre son los más recomendados.

4. Tiempo de ejercicio y pausas: vida fitness

Sigue la rutina que has diseñado en el paso dos. En Cuida tu vida te recomendamos iniciar con una caminata fácil de entrenamiento de 10 minutos. Haz tu rutina de ejercicios varios días a la semana con una intensidad de entre 30 y 60 minutos.

Es necesario que hagas pausas frecuentes entre uno y otro ejercicio, y entre series. Lo más recomendado son pausas de 1 minuto.

5. Actitud y motivación: claves para el mundo fitness

Lograrás mantener la motivación en el mundo fitness si estás disfrutando lo que haces. Comparte con amigos tus objetivos. Si vas al gimnasio, invita a esa persona que crees que también le encantará hacer ejercicio.

6. Alimentación

Para tener una vida saludable, la OMS recomienda una dieta basada en frutas, verduras, cereales y frutos secos[5].

Cuida tu vida te aconseja además que ingieras alimentos antes, durante y después de realizar cualquier actividad física (crossfit, running).

Por ejemplo, si ejercitas en las mañanas puedes comer un banano o una manzana antes de salir. No desayunes en grandes cantidades.

7. Descanso

Alimentarte adecuadamente es parte del éxito en tu nueva vida fitness. Pero tampoco debes olvidar el descanso. ¡Duerme bien al menos ocho horas y amanecerás pleno de energía!

Pon en práctica estos siete pasos para verte y sentirte bien. ¡Define unas metas claras y supéralas!

Y recuerda algo clave: confía en tus capacidades.


BIBLIOGRAFÍA.
[1] (MedlinePlus, 2019)
[2] (Camiroaga, 2016)
[3] (Mayo Clinic, 2019)
[4] (OMS, s.f.).
[5] (OMS, s.f.a).