Acciones para poder aportar a la conservación del medio ambiente
Acciones cotidianas para contribuir a la conservación del medio ambiente

El calentamiento global, la sobreexplotación o escasez de los recursos naturales, la contaminación de mares y ríos son temas de los que se habla cada vez con más frecuencia. La situación actual nos ha llevado a pensar en la conservación del medio ambiente y cómo hacer que nuestras actividades no pongan en riesgo el futuro de todos.

Colombia aún puede hacer mucho para orientar el desarrollo económico, en una dirección ambientalmente sostenible y socialmente equitativa.

Además, debe adelantar más acciones para proteger sus bosques y ecosistemas, considerados como los más ricos del mundo (Redacción Dinero, 2014).

Por eso, te invitamos a realizar las siguientes acciones para generar un impacto positivo sobre la conservación del medio ambiente.

¿Qué puedes hacer a diario para asegurar la conservación del medio ambiente?

La conservación del medio ambiente requiere que pasemos de la conciencia a la acción. Reflexionar no es suficiente.

Las siguientes recomendaciones son una guía fundamental para adquirir hábitos y elegir productos y servicios que promuevan el cuidado del medio ambiente.

1. Consumo de agua

El agua está escaseando, tiene menos calidad y no siempre se encuentra disponible. Vigila la cantidad que utilizas y evita contaminarla cuando la uses.

Profamilia afirma que solo 17 % de los hogares rurales tiene acueducto, mientras que en la zona urbana alcanza una cobertura del 91% (Profamilia, 2010).

Además, las ciudades crecen a un ritmo acelerado que los recursos no alcanzarán a satisfacer su demanda.

El cuidado del agua es responsabilidad de todos. Nuestras acciones impactan a los demás. Comencemos por darle un uso racional.

De acuerdo con el Ministerio de Ambiente, el requerimiento diario de agua diaria de una persona para cubrir sus procesos fisiológicos básicos es de 2 litros por día (Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, 2014).

Aprovechar las aguas lluvia, utilizar la capacidad máxima de la lavadora y colocar atomizadores en los grifos son prácticas que contribuyen a la conservación del medio ambiente.

2. Uso racional de energía, clave para la conservación del medio ambiente

Las fuentes renovables de energía son una alternativa frente a las fuentes convencionales de mayor incidencia ambiental.

Sin embargo, no está de más que te desconectes para darle un respiro al sistema.

Cuando puedas elegir, utiliza  fuentes energéticas de bajo impacto como la solar o la eólica.

Nuestras acciones comienzan optando por electrodomésticos con mayor eficiencia energética, especialmente de categoría A según la directiva europea, que representan un ahorro de energía del 45% (Twenergy, 2019).

En zonas cálidas, puedes aprovechar la ventilación natural para refrescarte.

En zonas frías, preferiblemente utiliza ventanas con doble vidrio para ahorrar calefacción.

3. Reutilización de recursos

Recuerda: muchas de las cosas que usas pueden ser útiles nuevamente. Puede que no lo sean para ti, pero sí pueden serlo para otros.

Por eso, cuando separamos adecuadamente nuestros residuos, estamos poniendo de nuestra parte para la conservación del medio ambiente.

Podemos comenzar utilizando menos empaques contaminantes y preferir los biodegradables. Incluso, hay marcas que usan envases de material 100 % reciclado.

Como ves, la conservación del medio ambiente es también importante para las empresas.

Además, puedes reciclar el aceite de cocina usado. Algunas iniciativas usan este aceite para generar biocombustibles. Así ayudas a evitar que contamine las aguas.

4. ¿Qué alimentos consumir para contribuir a la conservación del medio ambiente?

Cada bocado ha dejado una huella de carbono desde que comenzó su producción hasta llegar a nuestra mesa.

Esta huella se refiere al uso de derivados del petróleo empleados en sus diferentes procesos: siembra, fertilización o manejo; logística, empaques y mercadeo.

Opta por alimentos que respeten las selvas, usen racionalmente el agua y sean naturales y frescos.

Además, exige que estas compañías promuevan el bienestar social en sus entornos.

Los mercados campesinos son una excelente opción para ayudar a comunidades vulnerables y obtener alimentos frescos de primera mano.

Otra alternativa es cultivar tu propio huerto en casa, así tendrás siempre alimentos frescos. Puedes utilizar botellas plásticas para sembrar tus semillas.

5. Combustibles y movilidad

El cambio climático es una realidad que nos afecta a todos.

Las políticas ambientales para la conservación del medio ambiente trabajan en mejorar la calidad del aire a partir de combustibles menos nocivos.

Siempre será mejor movilizarnos en transporte público, pues ayuda a descongestionar el tráfico vehicular de nuestras ciudades.

Los vehículos eléctricos, como automóviles y motocicletas, no generan emisiones de gases y no generan tanto ruido.

6. Entretenimiento sostenible

Todos merecemos un tiempo que nos saque de nuestras rutinas para recargar energías y relajar nuestra mente y cuerpo.

El ecoturismo promueve la conservación del medio ambiente a través de diferentes actividades en centros turísticos y de entretenimiento.

Prefiere lugares que respeten su entorno y que tengan como prioridad contratar gente de la región.

Además, verifica que apliquen un manejo responsable de recursos y residuos.

Cuando adquirimos hábitos que promuevan el respeto por el entorno, aseguramos nuestra contribución en la conservación del medio ambiente y la oportunidad para las generaciones futuras de disfrutarlo.


REFERENCIAS.
– Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo sostenible (diciembre de 2014). Diagnóstico nacional de salud ambiental.
– Pilares (2 de febrero de 2017). ¿Qué es la sostenibilidad ambiental? España: Ecoticias.
– Profamilia (2010). Encuesta Nacional de Demografía y Salud.
– Redacción Dinero (4 de noviembre de 2014). OCDE espera más sostenibilidad en Colombia. Dinero.
– Redacción PNUD (s. f.). La sostenibilidad ambiental es clave para alcanzar los ODS. Nueva York: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.
– Twenergy (2019). ¿Qué es la etiqueta de eficiencia energética?