Cuando hablamos de autocuidado, nos referimos a las prácticas cotidianas y a las decisiones que a diario realizamos para cuidar nuestra salud o la salud de nuestra familia o amigos. Se trata de una actividad aprendida a través de toda la vida, de uso continuo, con el propósito de fortalecer o restablecer la salud y prevenir las enfermedades. El autocuidado es una acción importante para elevar tu calidad de vida y bienestar (Cancio-Bello et al., 2020).

Según la Organización Mundial de la Salud (2019), el autocuidado es importante en todos los aspectos de la vida, tanto a nivel físico, como mental y emocional.

Establece que ser consciente de la importancia de cuidar la salud ayuda a fortalecer tu cuerpo y mente, y esto contribuye a generar bienestar. Por tanto, permite a cada persona adoptar hábitos en su día a día y tomar iniciativas propias para hacerlos más saludables.

Es un proceso constante con prácticas sanas que impactan de manera directa en tu estilo de vida. Las siguientes son seis actividades de cuidado propio que pueden ayudarte a mantener tu salud y bienestar. Te invitamos a seguirlas desde ya:

1. Comer de manera balanceada es una de las principales actividades para el autocuidado

Alimentarte de manera balanceada es una medida de cuidado propio para mantener tu salud física y mental. Elegir opciones sanas de alimentos y bebidas te ayudará a tener una mejor nutrición todos los días.

Incluye en tu dieta más verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales. Estos te proporcionarán energía y nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita para funcionar correctamente (NIH, 2019).

Tener hábitos alimenticios sanos a lo largo de la vida ayuda a promover una mejor salud y a prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas. Es importante consumir diariamente un balance entre macronutrientes como carbohidratos, proteínas y grasas, así como alimentos ricos micronutrientes como las vitaminas, minerales. Estos nutrientes contribuyen al mantenimiento de una función corporal saludable (Muñoz, 2018). Y por supuesto, no olvides consumir suficiente agua.

2. Practicar ejercicio físico regular como acción básica de autocuidado

El ejercicio y la actividad física son excelentes formas de sentirte mejor, mejorar tu salud y divertirte. Es una práctica de autocuidado que te ayudará a prevenir enfermedades como las cardíacas, diabetes, cáncer y hasta la depresión. Incluso, contribuye a mejorar tu función cognitiva y tu estado de ánimo. La actividad física estimula varias sustancias químicas cerebrales que pueden hacer que te sientas más feliz, relajado y menos ansioso (Mayo Clinic, 2019).

Según el Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud (2021), realizar actividad física regularmente, aporta muchos beneficios para tu salud. Esta ayuda a mejorar la función cerebral, controlar tu peso y reducir enfermedades. Además, fortalece tus huesos y músculos y favorece tu capacidad para realizar las actividades diarias. También ayuda a aumentar tu confianza y mejorar tu autoestima.

3. Dormir de forma adecuada puede ayudarte con tu salud en general

El sueño es importante para la salud en general. Cuando no duermes lo suficiente, puedes sentirte cansado y afectar tu rendimiento. Esto impacta tu capacidad de pensar con claridad, reaccionar rápidamente y formar recuerdos. Aunque durante el sueño estás inconsciente, las funciones de tu cerebro y cuerpo siguen activas.

Por eso, dormir bien te ayuda a procesar información nueva, mantenerte saludable y a sentirse descansado.

Es importante para el autocuidado tener una buena higiene del sueño. Puedes optar por acostarte y despertarte en horarios regulares, tomar un baño o usar técnicas de relajación antes de dormir. Descansar lo suficiente permite que tu cuerpo se repare, se prepare y esté en forma para el día siguiente. Además, puede ayudarte a prevenir el aumento excesivo de peso, las enfermedades cardíacas y la depresión (Fletcher, 2021).

4. Mantener buenos hábitos de higiene personal para cuidar tu cuerpo

La higiene personal se refiere al cuidado y aseo consciente y adecuado de tu cuerpo. Esta es una actividad de autocuidado necesaria porque ayuda a prevenir el mal olor, la acumulación de suciedad y el desarrollo de enfermedades como las infecciones. Sostener altos estándares de limpieza implica atención a nivel personal. Pero también, tomar decisiones saludables respecto a tu cuidado y al de las personas de tu entorno (FAO, s.f.).

Entonces, para mantener un buen cuidado personal se requiere de medidas que ayuden a prevenir y conservar un adecuado estado de salud. Las principales son (Uniandes, s.f.):

  • Tomar un baño diario con abundante jabón.
  • Cepillar tus dientes por lo menos dos veces al día.
  • Usar ropa limpia a diario y lavarla bien con jabón.
  • Mantener tus uñas limpias.
  • Lavar tus manos todas las veces que sea necesario.
  • Cuidar la higiene de tu entorno.

5. Practicar actividades de meditación y relajamiento es una forma de autocuidado

Dedicar un tiempo para practicar actividades de meditación y relajamiento es una buena forma de autocuidado. Por eso, es importante reservar unos minutos de tranquilidad que pueden refrescarte y ayudarte a calmar la mente y la ansiedad. Realiza actividades como respiración profunda, tai chi, yoga, o meditación. Date un baño relajante, escucha música, o lee un libro, lo importante es que te ayuden a relajarte (Mayo Clinic, 2020).

La idea es elegir una técnica que funcione para ti, y practícala con regularidad. Intenta realizar cualquier actividad que te guste y disfrutes entre 20 y 30 minutos por día. Estas te producen una sensación de bienestar y resultan muy útiles para mantenerte tranquilo y relajado. Incluso pueden contribuir con una buena respiración, mejorar tu circulación y te ayudan a dormir mejor (Yeager, s.f.).

6. Participar en actividades que incluyan contacto social

Para un mejor autocuidado es importante practicar actividades de ocio, tener contacto con la naturaleza y fomentar relaciones sociales positivas.

Estos son hábitos saludables que puedes adoptar para mejorar tu salud y bienestar. Y es que estas actividades no solo contribuyen con un mejor estado físico y mental, sino que te ayudan a equilibrar tu ritmo de vida, tus relaciones laborales y fomenta tu éxito personal y social (Sanchis, 2020). 

Según el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) (s.f.), participar en actividades que incluyan contacto social, ya sean virtuales o en persona, puede ayudar a tu salud mental. Por eso, es importante compartir socialmente con tus seres queridos y amigos. Solo necesitas pasar tiempo con ellos de vez en cuando para hablar y disfrutar de actividades divertidas.

¿Cómo manejar el autocuidado emocional?

El autocuidado emocional se refiere al cuidado de tus pensamientos, emociones y sentimientos. Se trata de manejar sentimientos como la tristeza, ira y miedo de manera saludable, sin provocar su rechazo. Es decir, sentirlos, aceptarlos y seguir adelante. De esta forma, puedes aprender a reaccionar ante ellas de una mejor manera y controlar tu estado de ánimo sin necesidad de desarrollar emociones negativas (Cassata, 2019).

Según la Academia Americana de Médicos de Familia (2020), el control de tus pensamientos, sentimientos y comportamientos, te ayudan a hacer frente a los desafíos de la vida. También, a mantener los problemas en perspectiva y a recuperarte de los contratiempos. Mantenerte emocionalmente saludable no significa que serás feliz todo el tiempo, sino que estarás consciente de tus emociones para lidiar con ellas.

Claves para mantener el autocuidado físico y mental
Autocuidado: la importancia de tener hábitos saludables para tu estado físico y mental

Formas para mantener una buena salud

La Academia Americana de Médicos de Familia (2020), establece que hay muchas formas de mejorar o mantener una buena salud emocional. Estas son algunas acciones de autocuidado que te ayudarán a alinear tu cuerpo y mente:

  • Sé consciente de tus emociones y reacciones. Observa lo que te pone triste, frustrado o enojado para intentar abordar o cambiar esas cosas.
  • Expresa tus sentimientos de manera apropiada. Informa a las personas cercanas cuando algo te molesta para evitar aumentar el estrés.
  • Piensa antes de actuar. Toma el tiempo para pensar y tranquilizarte antes de decir o hacer algo de lo que puedas arrepentirte.
  • Aprende a manejar el estrés. Practica métodos de relajación para lidiar con él, como respiración profunda, meditación y ejercicio físico.
  • Encuentra un equilibrio saludable entre el trabajo y el descanso. Tómate el tiempo para hacer las cosas que disfrutas.
  • Céntrate en tu autocuidado físico. Realiza ejercicio regularmente, come saludable y descansa lo suficiente. Evita que tu salud física afecte la emocional.
  • Comparte con amigos y familia. Es necesario mantener conexiones positivas con otras personas para tener un mejor autocuidado.
  • Descubre las cosas importantes para ti en la vida y concéntrate en ellas. Para eso, dedica tiempo en hacer lo que disfrutes y te guste.
  • Mantente positivo y piensa en las cosas buenas de la vida. Sé consciente de que puedes cometer errores y perdona los de los demás.
  • Pasa tiempo con personas sanas y positivas y construye relaciones duraderas.

Promover el autocuidado es bueno para tu salud física y mental. Se trata de medidas que pueden ayudarte a tomar el control de tu vida. Estas son esenciales para mantener el bienestar y prevenir enfermedades. Lo importante es fomentar hábitos de vida saludable que te permitan aumentar tu calidad de vida y vivir plenamente.


REFERENCIAS:


– Academia Americana de Médicos de Familia. (23 de junio de 2020). Salud mental: cómo mantener su salud emocional.
– Cancio-Bello, C., Lorenzo, A. & Alarcó, G. (2020). Autocuidado: una aproximación teórica al concepto. Informes Psicológicos, 20(2), pp. 119-138.
– Cassata, C. (3 de septiembre de 2019). Por qué no necesita mucho tiempo o dinero para hacer del cuidado personal una prioridad. Healthline.
– Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud. (22 de enero de 2021). Beneficios de la actividad física.
– Fletcher, J. (1 de febrero de 2021). Por qué dormir es esencial para la salud. Medical News Today.
– Institutos Nacionales de Salud. (2019). Una mejor nutrición todos los días. Cómo elegir alimentos y bebidas más saludables.
– Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH). (s.f.). ¿Necesito ayuda para mi salud mental?
– Mayo Clinic. (11 de mayo de 2019). Ejercicio: Siete beneficios de la actividad física regular.
– Mayo Clinic. (15 de octubre de 2020). COVID-19 y tu salud mental.
– Medline Plus. (12 de noviembre de 2020). Dormir bien.
– Muñoz, G. (28 de mayo de 2018). 9 consejos médicos para una alimentación más saludable. Elsevier.
– Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). (s.f.). bitos y estilos de vida saludables.
– Organización Mundial de la Salud. (2019). Guía consolidada de la OMS sobre intervenciones de autocuidado para la salud.
– Sanchis, S. (18 de febrero de 2020). Qué es el autocuidado personal y emocional. Psicología-Online.
– Universidad de los Andes (Uniandes). (s.f.). Alimentos e higiene, hábitos de higiene personal y del medio.
– Yeager, A. (s.f.). 6 maneras de calmar la ansiedad. AARP.

Te inspiramos a vivir una vida mejor a través del cuidado de tu alimentación, bienestar, actividad física, espiritualidad y de nuestro planeta.
Cuida tu Vida