Tarde o temprano, la realidad de la vida te acerca a la vejez. Y es que a medida que pasan los años, tu cuerpo y mente experimentan cambios propios del proceso de envejecimiento. La cuestión es cómo asumirlos y en qué estado de salud quieres envejecer.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un envejecimiento saludable inicia al incorporar hábitos saludables en las etapas anteriores de la vida.

Estos hábitos deben incluir una buena nutrición, actividad física regular y un entorno físico y social propicio[1].

Conoce con más detalle 6 hábitos que puedes incorporar desde hoy para envejecer de manera saludable y vital. ¡Acompáñanos!

Consejos que no pueden faltar para un envejecimiento saludable
6 consejos para que tengas un envejecimiento saludable

Consejos para un envejecimiento pleno y saludable

Un envejecimiento saludable se trata de mantener en condiciones óptimas la capacidad funcional para tu bienestar durante la vejez[2].

No importa si estás cerca de la tercera edad, si estás por entrar o ya te encuentras en esta etapa, mantener tu capacidad funcional supone una vejez exitosa[3].

A pesar de que tu cuerpo y mente se desgastan con los años, mantener buenos hábitos puede retrasar la aparición de enfermedades crónicas[4]. De esta manera, es posible tener una vejez sana y armoniosa en la que tu organismo funcione correctamente.

A continuación te contaremos algunos de los consejos más recomendados para llegar a la vejez de manera saludable y con vitalidad.

1. Come más frutas y verduras

Mantener una dieta variada y equilibrada es indispensable para un envejecimiento saludable. Comer frutas y verduras diariamente te aporta vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Además te ayuda a reducir el riesgo de enfermedades como cardiopatías o algunos tipos de cáncer[5].

Es recomendable incluir alimentos que aporten valor nutricional a tus preparaciones y, si tu médico lo aprueba, incluir el consumo de suplementos vitamínicos para reforzar tu organismo.

2. Realiza actividad física de forma regular

Hacer ejercicio físico de manera constante favorece la movilidad y la buena salud de tus huesos a largo plazo.

Es importante que elijas una actividad física que te guste y que puedas hacer diariamente de forma moderada.

Por ejemplo, las caminatas diarias son una de las mejores opciones para hacer ejercicio. De hecho, basta con 30 minutos al día para que sea efectiva[6].

3. Ejercita la memoria

Realiza actividades para activar la memoria como leer, hacer crucigramas o recordar la lista de compras. Esto te ayuda a estimular el cerebro en el envejecimiento, además incrementa y conserva tus funciones cognitivas.

También, es importante que tengas estabilidad emocional y que evites las situaciones de estrés para mantener una actitud positiva frente a la vida[7].

4. Promueve relaciones sociales

Tanto los entornos físicos como sociales son importantes y contribuyen a un estilo de vida sano. Ten en cuenta que los entornos saludables siempre promueven buenas relaciones sociales.

Prueba ampliar tu círculo social. Por ejemplo, puedes unirte a grupos que compartan un pasatiempo en común.

Esto favorecerá tu estado de ánimo y te ayudará a desenvolverte en nuevos entornos[8].

5. Incorpora hábitos saludables diariamente

Aparte de hacer ejercicio físico, mental y tener una buena nutrición, es necesario incorporar otros hábitos saludables todos los días.

Por ejemplo, mantenerte hidratado, dormir lo suficiente o realizar actividades de distracción como cantar, bailar, ir al bingo, entre otros.

Un consejo que seguro habrás escuchado es evitar fumar. Pero si ya lo haces, intenta dejar de hacerlo antes de los 40 años para tener un mejor envejecimiento. Así, puedes minimizar los riesgos de muerte por enfermedades relacionadas con el cigarrillo[9].

6. Acepta tu vejez y disfrútala

Es importante reconocer lo valioso de la vejez, pues se trata de un escalón más de tu vida en el que debes aprovechar tu experiencia y sabiduría.

Asume este nuevo rol, incorpora estos hábitos saludables y disfruta de esta nueva etapa. De esta manera, puedes sacarle el máximo partido y hacer las cosas que siempre has querido, con libertad y responsabilidad.

En conclusión, un envejecimiento saludable contribuye a mejorar tu calidad de vida.

Con estos consejos puedes mantener tu vitalidad y afrontar la vejez con ánimo, lo importante es sacar ventaja de ellos.

***

REFERENCIAS
[1] OMS (2018)
[2] (OMS, 2015)
[3] (Giraldo y Franco, 2008)
[4] (OMS, 2015)
[5] (OMS, 2019)
[6] (Huerta, 2013)
[7] (Cuidateplus, 2019)
[8] OPS, 2018
[9] (Huerta, 2013)

Te inspiramos a vivir una vida mejor a través del cuidado de tu alimentación, bienestar, actividad física, espiritualidad y de nuestro planeta.
Cuida tu Vida