¿Sabías que la piel de un adulto tiene una superficie de 2 m² y pesa alrededor de 10 kg? 1 Además, nos protege de agentes externos y bacterias. Sabemos que el cuidado de la piel es una de las cosas que más te preocupan. Por eso, hemos traído para ti las mejores mascarillas caseras para que te veas radiante. Tu piel te lo agradecerá.

¡Prepárate y manos a la obra!

¿Por qué hacer mascarillas caseras?

Hay mascarillas para cada tipo de piel y no es necesario que encuentres las más costosas. De hecho, ya hemos comprobado que con ingredientes básicos de la cocina, se pueden hacer unas increíbles.

Estas mascarillas se encargan de remover el exceso de aceites, que los poros tengan mejor apariencia y que nos podamos olvidar de ese brillo fastidioso y de las impurezas2.

¿Sabes qué es lo mejor de todo? Que ni siquiera tienes que salir de casa para darle a tu piel lo que necesita. Además, las mascarillas caseras, a diferencia de otros productos, penetran las capas internas de la piel. Por eso la exfolian, humectan e hidratan. 

También, regeneran células, hacen que los demás productos de belleza funcionen mejor y  te relajan por completo; y nada mejor que quitarse un peso de encima luego de un largo día, ¿verdad? Ahora sí, ¡a disfrutar! 

Necesitarás unos cuantos minutos y verás excelentes resultados en un 2 x 3.

Mascarillas caseras con ingredientes naturales

Mascarilla rejuvenecedora

Para esta mascarilla vas a necesitar: 

  • La mitad de un limón.
  • Una cucharada de miel.
  • Media cucharadita de café.

Elaboración: agrega media cucharadita de café a la cucharada de miel. Busca que, preferiblemente, la miel sea pura. Luego, mezcla bien y con la ayuda de la mitad de un limón esparce la miel con el café por toda la cara.

Deja actuar por 10 minutos y enjuaga con abundante agua tibia. Es recomendable que hagas esta mascarilla en horas de la noche cuando no te vayas a exponer al sol. De lo contrario, tu piel se puede manchar. 

La puedes hacer 2 veces a la semana, pues te ayudará a reactivar la circulación, limpiar, hidratar, exfoliar la piel y que se vea más joven 3.

Mascarilla para piel grasa

¿Eres de las personas que sufre por ver su piel con mucho brillo? Mientras haces homeoffice o descansas un rato, puedes hacer esta mascarilla hecha en casa que te ayudarán a combatirlo. 

Para hacerla, necesitarás: 

  • 3 cucharadas de yogurt natural.
  • 2 cucharadas de avena en hojuelas.
  • 1 cucharada de ralladura de naranja.

Mezcla el yogurt natural con la avena, revuelve hasta que se forme una pasta. Después, incorpora la ralladura de naranja y mezcla de nuevo. 

Aplica la pasta sobre tu rostro y espera 15 minutos antes de retirarla. No olvides enjuagar con abundante agua 4. La avena aporta importantes beneficios para la piel. Entre ellos su máxima hidratación.  

El yogurt posee grandes cantidades de ácido láctico y probióticos. El primero, hace que tu piel siempre esté suave; y los últimos, que se disminuya la inflamación.

Mascarilla reafirmante

Con el paso del tiempo, las cantidades de colágeno en la piel comienzan a disminuir. Por eso, una mascarilla hecha en casa y reafirmante es una excelente ayuda. 

Para esta opción necesitas:

  • Un melocotón o durazno maduro
  • Una clara de huevo

Corta el melocotón o el durazno en varios trozos. Incorpóralos en una batidora o licuadora junto con la clara de huevo. Cuando todo esté bien mezclado, aplica la mascarilla en todo el rostro. 
Déjala actuar durante 20 minutos y retírala con abundante agua fría. El melocotón es un gran aliado para tu piel porque le aporta vida gracias a sus vitaminas A, C, B1, B2 y B6 5.

Mascarilla de aluminio

Si tienes ojeras o si tus pómulos y frente suelen hincharse, ya no te mates más la cabeza pensando qué hacer. Con esta mascarilla hecha en casa tienes una gran solución. 

Necesitas: papel aluminio y una nevera. Sí, así tal cual como lo leíste. Debes hacerla así: 

Corta el papel de forma cuadrada para cubrir todo el rostro. Y, si puedes, haz los huecos de los ojos y la boca. Cuando lo tengas listo, lleva el papel a la nevera y déjalo toda la noche. 
Al día siguiente, cuando te levantes, saca el aluminio de la nevera. Colócalo en tu rostro y déjalo por 20 minutos o hasta que deje de estar frío. El aluminio alivia el cansancio y la fatiga. Además, revitaliza y refresca la piel para que los poros respiren 6.

Mascarilla hecha en casa para combatir el acné

Sabemos que los granitos y el acné son la peor aparición cuando tienes una cita o reunión importante. Para evitarlos, una mascarilla hecha en casa con aloe vera será tu salvación.

Necesitas: 

  • ½ taza de gel de aloe vera 
  • 2 cucharadas de miel 
  • 1 cucharadita de aceite de coco (opcional) 

En un recipiente mezcla el gel con la miel de abejas. Cuando esté bien mezclado agrega el aceite de coco para hidratar aún más. Aplica en las zonas afectadas durante 30 minutos y enjuaga con agua tibia. 

Repite el proceso todas las noches hasta ver mejoría. El aloe vera tiene propiedades astringentes que actúan de forma eficaz contra el acné  7

El arroz: un gran aliado para tu piel

Una mascarilla hecha en casa con arroz siempre será una gran alternativa. El agua de arroz iguala el tono de la piel. Uno de los tips de belleza para desmanchar tu piel es que apliques en tu rostro esta agua con un poco de limón. 

Pon a hervir medio vaso de arroz en una taza de agua y agrega unas gotas de limón. Deja hervir durante 20 minutos y lleva al colador. Luego, aplica el agua en tu rostro durante media hora con un algodón. Enjuaga y aplica crema hidratante. 8
Ahora que tienes varias opciones de mascarillas caseras fáciles y rápidas para cuidar de tu piel, ¿cuál eliges? ¡Recuerda que mantener una piel sana y linda depende de ti!


REFERENCIAS:

Te inspiramos a vivir una vida mejor a través del cuidado de tu alimentación, bienestar, actividad física, espiritualidad y de nuestro planeta.
Cuida tu Vida