¿Sabes qué es tecnología de alimentos? Conoce las últimas innovaciones
Tecnología de alimentos: ¿cuáles son las últimas innovaciones?

¿Alguna vez escuchaste sobre la tecnología de alimentos? Se trata de la ciencia aplicada dedicada a estudiar y mejorar la calidad de los productos alimenticios al modificar sus propiedades físicas, químicas y biológicas. El objetivo es obtener alimentos más completos y saludables.

A continuación, te explicaremos tres innovaciones de la tecnología de alimentos que están transformando la industria alimentaria al crear productos que mantienen la nutrición o generan un menor impacto ambiental. ¿Estás listo?

¿Sabes qué es tecnología de alimentos? Conoce las últimas innovaciones
Tecnología de alimentos: ¿cuáles son las últimas innovaciones?

3 innovaciones de la tecnología en alimentos

Aunque se cree que la tecnología en alimentos es una tendencia reciente, la verdad es que tiene sus orígenes en la prehistoria. Por ejemplo, hace 770.000 años que se inició el secado de granos para mejorar su conservación. Además, los egipcios fueron unos de los primeros en utilizar métodos bioquímicos para fermentar los alimentos(Gallardo, 2016).

Como ves, es algo que los seres humanos hemos hecho y utilizado constantemente a lo largo de la historia. ¡Y las innovaciones en la tecnología que están surgiendo prometen mejorar a forma como nos alimentamos!

1. Microencapsulación y nanoencapsulación

Una de las aplicaciones favoritas de la industria alimentaria tiene que ver con la conservación de las propiedades de los productos para una mejor calidad en su producción. ¿Sabías que las tasas actuales de consumo prevén que para el 2050 la población mundial será de 9 mil millones de personas? (Puentes et al., 2017).

Entonces, para reducir los impactos sobre el agotamiento de recursos y la degradación ambiental, la microencapsulación y la nanoencapsulación son las herramientas que se utilizan actualmente. Esto es porque permiten (Martínez, 2015):

  • Proteger las sustancias bioactivas de los alimentos para evitar que se pierdan.
  • Realizar mejoras sensoriales de alimentos u otros productos. Por ejemplo, de adaptógenos.
  • Evitar procesos de oxidación y degradación de alimentos.
  • Liberar nutrientes de forma controlada.

Uno de los ejemplos que se encuentran de microencapsulación son los relacionados con la preservación de alimentos con un gran compuesto líquido, por ejemplo, los zumos de frutas como la sandía y la guayaba. En este caso se utiliza un secado por aspersión que busca retirar la humedad del alimento sin afectar sus componentes nutricionales (Tangarife et al., 2021). 

2. Bioimpresión de alimentos

La segunda innovación de la tecnología de alimentos tiene que ver con la impresión de comida en 3D. Para ello, se utilizan pastas de alimentos, una invención que hizo la NASA en el 2013 (Schulkin, 2019). 

¿En qué consiste? Se trata de ingredientes convertidos en polvos que son insertados en cartuchos con líquidos y aceites para preparar diferentes tipos de alimentos (Schulkin, 2019). 

También, es posible con la impresión en 3D emplear diferentes tipos de técnicas culinarias como la esferificación (Ayuso, 2018). Esta técnica consiste en gelificar la capa exterior de un alimento líquido y darle forma circular, visualmente parecen pequeños huevos de pescado (Tía, s.f.).

Si te preguntas si es viable, uno de los mejores ejemplos que encontramos actualmente es Food Ink. Se trata del primer restaurante de comida impresa que abrió sus puertas en Inglaterra en el 2016 y que ofrece un menú adecuado para una dieta balanceada (BBC, 2018)

3. Bacteriófagos, la tecnología de alimentos aplicada para la seguridad alimentaria

Otro de los avances de la tecnología en alimentos tiene que ver con la seguridad alimentaria. Dentro de los estudios que se realizan en este campo están los efectos de los bacteriófagos en los productos. Se trata de virus que infectan y se multiplican en las bacterias (Martínez, 2015). 

Por ejemplo, se ha logrado reducir la salmonella presente en el pollo, algunas semillas germinadas y frutas y verduras importadas con el uso de bacteriófagos (Hernández et al., 2011).

Estos han sido los tres avances en tecnología sobre alimentos, pero no son los únicos. Cada día la industria alimentaria realiza diferentes estudios para asegurar la calidad de la alimentación y el impacto ambiental. Por eso, te invitamos a que estés enterado de las innovaciones de la industria alimentaria.

Por eso, te invitamos a que estés enterado de las innovaciones de la industria alimentaria. Y, si quieres conocer más sobre estos y otros temas como la dieta keto o cetogénica, FODMAP o la popular dieta détox, consultes nuestro blog. Tenemos artículos diseñados especialmente para ti.


REFERENCIAS:


– BBC. (25 de abril de 2018). 3 maneras en que la tecnología de los alimentos está transformando lo que comemos.
– Gallardo, R. (20 junio de 2016). Tecnología de los alimentos, innovar para mejorar la nutrición. EFE Salud.
– Hernández-Santiago, R., Jiménez-Salas, Z., & Pla-Soler, R. (2011). Aplicación de bacteriófagos en alimentos. Revista Salud Pública y Nutrición12(3).
– Martínez, J. (2015). Prospectiva: 7 grandes avances en tecnología alimentaria. Ainia.
– Puentes, L. R., Serna, J. D. B., Serna, A. M., & Carvajal, M. X. Q. (2017). Conferencia Magistral: Nanoencapsulación y microencapsulación de aceite de palma alto oleico como nuevas tecnologías para el desarrollo del agro. Revista Palmas38(4), 44-50.
Schulkin, J. (19 de mayo de 2019). FoodTech y el futuro de la comida: alimentos impresos en 3D y creados por algoritmos. Infobae.

– Universia. (12 de julio de 2018). ¿Qué es la tecnología de los alimentos y por qué es importante?
– Ayuso, M. (10 de diciembre de 2018). La empresa pionera en impresión 3D de comida es española (y quiere que su aparato sea tu nuevo microondas). Xataka.
– Tía, C. (s.f.). ¿Cómo hacer una esferificación casera? Directo al paladar.
– Tangarife, D. P. C., Arias, L. P. P., & Zapata, A. M. O. (2021). Aspectos tecnológicos de la microencapsulación de compuestos bioactivos en alimentos mediante secado por aspersión. Ciencia & Tecnología Agropecuaria, 22(1), 1-21.