Suplementos vitamínicos para agregar a tu dieta
Lo que debes saber sobre los suplementos vitamínicos

Es posible que alguna vez hayas estado en el pasillo de suplementos vitamínicos en el supermercado y te hayas preguntado si funcionan o qué tan seguros son. Según la Organización Mundial de la Salud[1], más de la mitad de la población mundial toma vitaminas o minerales. Pero, ¿en qué condiciones deberías consumirlos suplementos vitamínicos y en qué cantidad? Aquí resolvemos estas y otras preguntas comunes.

¿Qué son los suplementos vitamínicos?

Como su nombre lo indica, son suplementos que contienen una combinación de vitaminas y minerales. Los más comunes contienen todas o casi todas las vitaminas y minerales en las cantidades aproximadas a las recomendadas por los expertos.

Tipos de suplementos vitamínicos

Los más conocidos son los que contienen las 13 vitaminas necesarias para mantener tu salud[2]. Estas son la vitamina A, C, D, E, K, B1, B2, B3, B5, biotina, B6, B12 y ácido fólico.

Además de los suplementos básicos, existen otros para propósitos específicos, por ejemplo:

  • aumento de tus defensas,
  • cuidado de tu corazón,
  • embarazo y la lactancia,
  • vejez,
  • fortalecimiento del sistema inmune, y
  • aumento de energía.

¿Cuándo consumirlos y en qué dosis?

Los suplementos no reemplazan la variedad de alimentos que son necesarios para una dieta balanceada. Sin embargo, si tienes restricciones por problemas como diabetes o colesterol, puedes considerar su consumo.

Por tanto, los suplementos vitamínicos se recomiendan en los siguientes casos[3]:

1. Multivitamínicos con calcio y vitamina D para mujeres posmenopáusicas

La osteoporosis se acelera partir de los 50 años, en particular entre las mujeres. Esto sucede porque en la menopausia, los niveles de estrógeno que ayudan a mantener la masa ósea disminuyen.

Un consumo adecuado de calcio y vitamina D puede mitigar los efectos de esta disminución, ayudando a cuidar el sistema óseo.La dosis recomendada para las mujeres es 600 unidades internacionales de vitamina D y 1,200 mg de calcio, divididos en dos dosis.

2. Vitamina B12 para personas mayores de 50 años

Una deficiencia de vitamina B12 incrementa el riesgo de sufrir de demencia en la vejez. Y es que después de los 50 años, la capacidad del cuerpo para absorber la vitamina B12 de los alimentos disminuye.

Por eso, se recomienda tomar un suplemento que aporte 2.4 microgramos de vitamina B12 al día.

Las dosis recomendadas se encuentran siempre especificadas en los envases. Por lo general son dos tabletas al día. Si vas a tomar un suplemento, te recomendamos verificar esta información en la etiqueta.

¿Qué contraindicaciones pueden tener los suplementos vitamínicos?

El exceso de ácido fólico está asociado con la anemia en personas con niveles bajos de vitamina B12. También, los fumadores que toman suplementos con betacarotenos y vitamina A pueden tener un mayor riesgo de sufrir cáncer de pulmón.

Es poco probable que su consumo presente riesgos para la salud si tienes un estilo de vida en el que el ejercicio y los buenos hábitos de alimentación están presentes.

Sin embargo, si consumes alimentos light fortificados (como cereales con vitaminas y minerales agregados), verifica que el porcentaje no supere los límites máximos recomendados.

Algunos suplementos pueden interactuar con ciertos medicamentos, como los anticoagulantes. Antes de comprarlos, consulta con tu médico.

Los suplementos vitamínicos son un complemento a tu dieta

La mejor fuente de vitaminas es una dieta equilibrada y variada. Sin embargo, cuando cumples los 50, los cambios hormonales hacen que sea más difícil alcanzar los requerimientos diarios de vitaminas y minerales.

Enriquecer tu dieta con estos suplementos te ayudará a llegar a la vejez con una buena salud.

***

REFERENCIAS.
[1] Organización Mundial de la Salud  (2008)
[2](National Institutes of Health, 2016)
[3] (Paturel, s.f.)