Para qué sirven las semillas y cuáles son sus propiedades
Conoce para qué sirven las semillas, sus propiedades y algunos ejemplos

¿Para qué sirven las semillas? ¿Cuáles son sus beneficios? Se trata de preguntas cada vez más frecuentes. Por eso, dedicamos este espacio a mostrarte el poder que tienen estos alimentos en tu salud.

Las semillas son uno de los alimentos de origen vegetal más completos a nivel nutricional. Han sido un ingrediente esencial en los hábitos alimenticios de muchos pueblos y culturas.

Además, es un tipo de alimento bastante versátil, por lo que pueden ser usadas de diferentes formas (Green, 2015; Vázquez, 2018).

A continuación podrás ver la verdadera función de las semillas, sus propiedades, beneficios y algunos ejemplos de estas.

Las semillas: Propiedades y beneficios

Las semillas contienen una gran cantidad de nutrientes. De hecho, solo una cucharada de semillas te aportará un número sorprende de estos (Harvard Medical School, 2019).

Estas poseen altos niveles de ácidos grasos esenciales, los aminoácidos necesarios para formar proteínas completas.

Además; como muchas frutas y verduras, son una buena fuente de fibra, vitaminas A, B, C y E, así como minerales como el calcio, magnesio, potasio, zinc, hierro, selenio y manganeso (Green, 2015; Harvard Medical School, 2019).

Entre otros beneficios, las semillas (Robertson, 2017; McCabe, s.f.):

  • Aumentan las defensas del sistema inmunológico,
  • Mantienen la piel y el cabello saludables,
  • Estabilizan la tensión arterial, el colesterol y la glucosa en la sangre,
  • Fortalecen la salud cardiovascular,
  • Estimulan la producción de glóbulos rojos,
  • Ayudan a mantener los huesos fuertes y sanos,
  • Regulan el tránsito y la flora intestinal, así como mejorar la digestión.

Y ahora que sabes para qué sirven las semillas y algunas de sus propiedades y beneficios, es hora que conozcas algunas de ellas.

Las semillas: las 6 más saludables y beneficiosas

Las semillas más saludables y beneficiosas que puedes encontrar son (Robertson, 2017):

  • Semillas de lino: Excelente fuente de fibra, grasas saludables omega-3 y lignanos vegetales. Pueden ayudar a reducir el colesterol, la presión arterial e incluso el riesgo de padecer cáncer.
  • Semillas de chía: Poseen altos niveles de omega-3 y son eficaces para reducir la glucosa y los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Semillas de sésamo: Gran fuente de lignanos, los cuales ayudan a reducir la inflamación y el estrés oxidativo.
  • Semilla de cáñamo: Son una gran fuente de proteínas debido a que contienen todos los aminoácidos esenciales. Esto las convierte en un gran alimento para usar en las comidas veganas.
  • Semillas de calabaza: Una de las más consumidas. Son una rica fuente de grasas saludables monoinsaturadas y omega-6. Mejoran la salud del corazón y los síntomas de infecciones urinarias.
  • Semillas de girasol: También son ricas en grasas monoinsaturadas y omega-6.  Reducen la inflamación y los niveles de colesterol.

Sobre la cantidad recomendada de semillas que deberías comer todos los días son entre 10 y 20 gramos al día. Es decir, de dos a tres cucharaditas de postre. Una gran idea es alternar las clases de semillas en las diferentes comidas del día.

Por ejemplo, puedes comer una cucharada de un tipo en el desayuno y otro tipo en el almuerzo y la cena (Portalatín, 2019).

Y ahora que ya tienes claro para qué sirven las semillas y por qué deberías incluirlas en tu dieta, ¡anímate a incluirlas en tu alimentación hoy mismo!

REFERENCIAS: