Te damos algunas razones para que empieces a consumir frutos secos en tu dieta.
La importancia de consumir frutos secos para cuidar tu corazón

Seguro has consumido frutos secos: nueces, avellanas, almendras, maní o pistachos, ya sea como complemento de una comida o como pasabocas. Pero, ¿conoces sus beneficios?, ¿sabes que hacen parte de una dieta equilibrada?

Además de ser alimentos económicos y prácticos para llevar a cualquier lugar, sus nutrientes pueden contribuir a mejorar el tránsito intestinal, mantener la buena salud del corazón y sentir saciedad (Conde, 2020)

¡Sigue leyendo para conocer más sobre los frutos secos!

Principales nutrientes de los frutos secos

Vitamina E

Las almendras y las avellanas son las que contienen mayor cantidad de Vitamina E. Este micronutriente te protege de enfermedades cardiovasculares y, por cierto, tiene cualidades antioxidantes (Gimeno, 2002).

Fibra

Los frutos secos son ricos en fibra, que contribuye a reducir el colesterol y aporta una gran sensación de saciedad (González, 2008), lo que te puede ayudar a controlar el hambre y mantener un peso saludable.

Ácidos grasos Omega 3

Las nueces, y en general todos estos frutos, son fuente de ácidos grasos Omega 3, que puede ayudar a evitar ritmos cardiacos irregulares (Mayo Clinic, 2020).

¿Cuándo y cuántos frutos secos se pueden comer?

Puedes consumirlos como onces o después del almuerzo, a la media tarde, para continuar tu jornada habitual. Además, son perfectos para combatir el hambre (Conde, 2020), así que al final del día también te sentarán bien si vas a comer algo tarde en la noche. ¿Y cuáles son las porciones recomendadas?

Según Mayo Clinic (Mayo Clinic, 2020), la Asociación Estadounidense del Corazón recomienda cuatro porciones a la semana. Ten en cuenta que una porción es equivalente a un puñado (43 g). Debes tener en cuenta que tienen un alto contenido calórico, por lo que debes moderar las porciones (Mayo Clinic, 2020).

Puedes comer diariamente un máximo de 4 a 5 unidades de estos alimentos (Conde, 2020). La Fundación Española del Corazón recomienda su ingesta como complemento de algunas comidas.

Por ejemplo, prueba añadirlos a tus cereales en el desayuno o como acompañantes de pastas y verduras (Fundación Española del Corazón, s.f.).

Frutos secos: 3 ideas para algunas preparaciones

Seguir una dieta que incluya preparaciones con frutos secos es parte de una vida balanceada. Ya que conoces sus nutrientes y por qué pueden beneficiar a tu organismo, es momento de que conozcas algunas preparaciones.

1. Ensalada de arroz con frutos secos

Es una preparación ideal para un almuerzo rápido y nutritivo. Tan solo debes mezclar una porción de arroz con nueces, almendras, avellanas, sal, aceite y vinagre.

2. Ensalada de queso y manzana

Si disfrutas el sabor de la manzana en una ensalada, esta preparación te encantará. Tan solo debes picar una manzana verde y añadirle queso fresco, nueces, miel, aceite de oliva y sal. Es fácil de hacer y perfecto para una comida rápida y nutritiva.

3. Calabacín con almendras

Una preparación ideal para cuando tengas hambre al final de la tarde. Toma un calabacín y córtalo en finas rodajas. Colócalas en un plato y añade encima almendras. Luego pon algo de aliño, el que prefieras. ¡Y a disfrutar!

Incorpora en tu dieta los frutos secos, ya has visto lo fácil que es consumirlos en distintas preparaciones. O, ¿por qué no?, ¡cómelos solos!

Una dieta equilibrada, junto con otros hábitos saludables, te ayudará a tener una buena salud. Aprovecha sus beneficios y siéntete lleno de energía cada día.


REFERENCIAS:


– Conde, L. (15 de abril de 2020). Estos son los frutos secos más nutritivos. La Vanguardia. Comer. Recuperado de www.lavanguardia.com
– Fundación Española del Corazón (s.f.). Frutos secos. Recuperado de https://fundaciondelcorazon.com/nutricion/alimentos/795-frutos-secos.html
– Gimeno, E. (diciembre de 2002). Frutos secos y salud. Offarm 21(11), 90-96. Recuperado de https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-pdf-13041300
– González, J. (mayo de 2008). Frutos secos. Offarm 27(5), 100-107. Recuperado de https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-pdf-13120524
– Mayo Clinic (3 de marzo de 2020). Los frutos secos y el corazón: comer frutos secos para la salud del corazón. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/heart-disease/in-depth/nuts/art-20046635
Te inspiramos a vivir una vida mejor a través del cuidado de tu alimentación, bienestar, actividad física, espiritualidad y de nuestro planeta.
Cuida tu Vida