Las frutas verdes son parte importante de una dieta saludable. Aportan vitaminas, minerales y fibra, indispensables para mantener una buena salud. Además, el color distintivo verde se debe a su contenido de clorofila, un componente que ayuda al correcto funcionamiento de tu organismo.

Principales propiedades de las frutas verdes

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (s.f.), el principal valor nutritivo de las frutas es su alto contenido de vitamina C y de cantidades útiles de caroteno.

La Organización Mundial de la Salud (2018) establece que una alimentación sana debe incluir 400 gramos de frutas y hortalizas. Asimismo, debe incluir legumbres y frutos secos como las nueces; estos ayudan a reducir el riesgo de sufrir enfermedades crónicas. Las frutas verdes están compuestas de nutrientes esenciales; por ello, su consumo se relaciona con una menor probabilidad de padecer estas enfermedades.

Beneficios de las frutas verdes:
6 frutas que deberías incluir en tu dieta

El aguacate, la manzana verde, uvas verdes, kiwi, limón y pera verde son algunas de las frutas con mayores beneficios y propiedades nutricionales.

1. El aguacate

Incluir aguacate en la dieta tiene grandes beneficios, ya que es un alimento rico en grasas saludables (FAO, s.f.). Es reconocido por ayudar a controlar los niveles de colesterol HDL y contribuir a la salud cardiovascular.

Además, gracias a su contenido de fibra, puede saciar el apetito y evitar el estreñimiento (Revista CuerpoMente, s.f.a).

El aguacate aporta aproximadamente 20 nutrientes esenciales (Flórez, 2020). Consumirlo es recomendable en cualquier momento, especialmente en estos tiempos de pandemia en los que necesitas aumentar tus defensas.

2. La manzana verde

La manzana es una fruta rica en fibra.

Sobre todo, la manzana verde es recomendada por expertos por promover una mayor acción de la fibra. Contiene una gran cantidad de vitamina C, que actúa como antioxidante y protege tus células de daños externos (BBC News Mundo, 2019).
Es de las frutas más ricas en fitonutrientes y flavonoides. Estos ayudan a la salud de tus órganos y las funciones de tu cuerpo (Echeverri, 2020).

3. Las uvas verdes

Las uvas verdes contribuyen a mejorar tu estado de ánimo y a reponerte del cansancio.

Favorecen un buen funcionamiento del páncreas y la producción de insulina. También cuentan con efectos depurativos, ya que se consideran un laxante suave (Revista CuerpoMente, s.f.b).

Contienen antioxidantes, fibra y una buena cantidad de vitaminas del complejo B.

Asimismo, aportan minerales, fitonutrientes y flavonoides. Aportan poca cantidad de grasas y, aunque sus semillas contienen ácidos grasos esenciales omega 6, tu cuerpo no los absorbe, ya que no puede digerirlas (Fundación Española del Corazón, s.f.).

4. El kiwi

El kiwi es fuente de vitamina C y K, ácido fólico y minerales como potasio, magnesio, calcio, fósforo y fibra.

Además, contiene antioxidantes que ayudan a eliminar los radicales libres de tu organismo. El consumo de esta fruta se relaciona con una mejor salud del corazón, presión arterial saludable y un menor riesgo de padecer enfermedades cardiacas o cáncer (Ware, 2019).

Entre las frutas verdes, el kiwi es considerado ideal para mujeres en etapa menopáusica, pues favorece la producción de estrógenos. También, gracias a su contenido de magnesio, ayuda a reducir el estrés (Ok Diario, 2017).

5. El limón

El limón es una fruta con alto contenido de vitamina C: aporta aproximadamente un tercio de la cantidad diaria recomendada. Es fuente de flavonoides, carotenoides y otros compuestos que combaten el daño oxidativo. Además, contiene una gran cantidad de antioxidantes (BBC News Mundo, 2019).

6. La pera verde

La pera verde es una fruta suave de centro fibroso. Es un alimento que brinda muchas propiedades nutricionales. Contiene una buena cantidad de agua, vitaminas y minerales (Revista Muy Interesante, s.f.).

Estas frutas aportan muchos nutrientes a tu organismo y son esenciales para mantener una buena alimentación. Definitivamente, deben formar parte de tus hábitos saludables, pues cuentan con propiedades funcionales que te ayudarán a mejorar tu bienestar general.

Referencias: