La espirulina es un conjunto de nutrientes extraídos de las algas verdeazuladas, también conocidas como cianobacterias (Bethesda, 2019). Sobre esto último, los distintos nutrientes y elementos que componen los suplementos de espirulina son (Neher, 2018):

  • Minerales: Las variedades de espirulina tienen gran cantidad de minerales como el sodio, magnesio, aluminio y otros 15 elementos.
  • Vitaminas: En la espirulina abundan las vitaminas, en especial las del llamado “complejo B” (tiamina, riboflavina, niacina, etc.).
  • Ácidos Grasos: De estos nutrientes el ácido gama-linolénico se encuentra en gran cantidad junto a los sulfolípidos.
  • Elementos Biológicamente Activos: Son variados y posiblemente estén implicados en varios de los beneficios de la espirulina.
  • Proteínas: Otra característica de la espirulina es que posee muchas proteínas, llegando casi al 70% de su composición.
  • Otros elementos: Pigmentos y provitaminas como el ζ-caroteno, el cual da el color verde a la espirulina.

¿Cuáles son sus beneficios?

Una nutrición enriquecida con espirulina se asocia a múltiples beneficios para el organismo, algunos de los más destacados son:

  • Ayuda a prevenir enfermedades del sistema cardiovascular y asociadas al metabolismo de las grasas (Ku, 2013).
  • Por ejemplo, los suplementos de espirulina ayudan a disminuir la aparición de aterosclerosis, principal causa de síndromes coronarios y angina (Deng, 2010).
  • Otros estudios, por su parte, asocian el consumo de espirulina con la pérdida de peso (DiNicolantonio, 2020) y el control de la glucemia sanguínea (Parikh, 2001).
  • También se sabe que los beneficios de la espirulina incluyen acciones antivirales, antialérgicas e incluso anticancerosas (Karkos, 2011).

¿Cómo se pueden obtener?

Aunque existe evidencia de las bondades de la espirulina, su consumo no se consideran un tratamiento farmacológico pero si nutracéutico.

Por tal razón, no hay consenso sobre la dosis de administración para obtener los beneficios de la espirulina. A pesar de esto, los expertos han estudiado varias formas para tomar espirulina adecuadamente. Estos son:

  • A dosis bajas: Esta consiste en tomar alrededor de 4 gramos de espirulina al día (Gómez-Téllez, 2020).
  • Dosis altas: Consiste en tomar 3 gramos por kilo de espirulina, un máximo de 50 gramos diarios (Hu, 2019).

No se ha encontrado que alguna de las formas anteriores sea superior, por lo que se puede escoger entre cualquiera.

Además, se recomienda acudir al médico en caso de síntomas de intoxicación tales como escozor, enrojecimiento, inflamación.

Ahora que conoces todo respecto a los la espirulina y sus beneficios, no dudes en considerarla al momento de elaborar y complementar tu plant based.


REFERENCIAS:


– Bethesda (MD): National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. (2019). LiverTox: Clinical and Research Information on Drug-Induced Liver Injury [Internet].; 2012-. Spirulina.
– Deng, R., & Chow, T.-J. (2010). Hypolipidemic, Antioxidant, and Antiinflammatory Activities of Microalgae Spirulina. Cardiovascular Therapeutics, 28(4), e33–e45. doi:10.1111/j.1755-5922.2010.00200.x
– Gómez-Téllez, A., Sierra-Puente, D., Muñoz-Gómez, R., Ibarra-Pitts, A., Guevara-Cruz, M., Hernández-Ortega, M., & Gutiérrez-Salmeán, G. (2020). Effects of a Low-Dose Spirulina/Turmeric Supplement on Cardiometabolic and Antioxidant Serum Markers of Patients With Abdominal Obesity. Frontiers in Nutrition, 7. doi:10.3389/fnut.2020.00065
– Hu, J., Li, Y., Pakpour, S., Wang, S., Pan, Z., Liu, J., … Zhang, R. X. (2019). Dose Effects of Orally Administered Spirulina Suspension on Colonic Microbiota in Healthy Mice. Frontiers in Cellular and Infection Microbiology, 9. doi:10.3389/fcimb.2019.00243
– Karkos, P. D., Leong, S. C., Karkos, C. D., Sivaji, N., & Assimakopoulos, D. A. (2011). Spirulinain Clinical Practice: Evidence-Based Human Applications. Evidence- Based Complementary and Alternative Medicine, 2011, 1–4. doi:10.1093/ecam/nen058
– Ku, C. S., Yang, Y., Park, Y., & Lee, J. (2013). Health Benefits of Blue-Green Algae: Prevention of Cardiovascular Disease and Nonalcoholic Fatty Liver Disease. Journal of Medicinal Food, 16(2), 103–111. doi:10.1089/jmf.2012.2468
– Neher, B. D., Azcarate, S. M., Camiña, J. M., & Savio, M. (2018). Nutritional analysis   of Spirulina dietary supplements: Optimization procedure of ultrasound-assisted digestion for multielemental determination. Food Chemistry, 257, 295–301. doi:10.1016/j.foodchem.2018.03.011
– Parikh, P., Mani, U., & Iyer, U. (2001). Role of Spirulina in the Control of Glycemia and Lipidemia in Type 2 Diabetes Mellitus. Journal of Medicinal Food, 4(4), 193–199. doi:10.1089/10966200152744463
Te inspiramos a vivir una vida mejor a través del cuidado de tu alimentación, bienestar, actividad física, espiritualidad y de nuestro planeta.
Cuida tu Vida