Inicio Alimentación ● Dietas Flexitariano: más que una dieta saludable, una forma de ayudar al planeta

Actualmente, son populares las tendencias alimenticias como la dieta vegetariana, y la vegana, entre otras. Una que pocas personas conocen y ofrece resultados increíbles es el estilo flexitariano.

Este hábito alimentario puede definirse como una dieta vegetariana en la que, ocasionalmente y por diversos factores, se incluye comida de origen animal (La Vanguardia, 2017).

Se trata de comer fundamentalmente alimentos basados en plantas. Sin embargo, de vez en cuando se incluyen productos animales y carne roja solo una vez por semana (Matt McGrath, 2018).

Vegetariano, vegano y flexitariano: ¿Cuál es la diferencia?

Es común confundir estos tres términos. ¿Sabes en qué se diferencian? Es muy sencillo.

El vegano no consume ningún producto que tenga procedencia animal; esto incluye carnes, lácteos, cosméticos y ropa.

Por su parte, el vegetariano solo excluye de su dieta la carne, pero sí se alimenta de derivados como leche, huevos o miel.

En cambio, el flexitariano lleva un estilo de vida similar al anterior, pero con ingesta de carne ocasional.

¿Me ayuda ser flexitariano?

Es común escuchar de las nuevas tendencias en comida vegana y sus preparaciones. Por cierto, estas pueden llegar a ser parte del estilo flexitariano.

¿Cuáles son los beneficios de adoptar este estilo de vida con menos consumo de proteína animal?

Como ya se ha explicado, la dieta flexitariana se basa en frutas y verduras, con cierto consumo de carne. Gracias a la ingesta frecuente de leche, huevos y, ocasionalmente carne, el flexitariano ingiere las proteínas necesarias (Salabert, 2020).

Las personas que mantienen esta dieta consumen menos grasas totales, proteínas animales, colesterol y azúcares refinados (Salabert, 2020).

El estilo flexitariano aporta mayor cantidad de fibra, lo que reduce las probabilidades de sufrir obesidad, diabetes o hipertensión arterial.

Además, el consumo de pescado azul, común en el estilo flexitariano, evita la aparición de déficits vitamínicos o proteínicos. Asimismo, protege el medio ambiente, pues el cultivo de vegetales es menos contaminante que la producción de ganado.

Nutrientes de una dieta flexitariana

Las personas que llevan un estilo flexitariano bien planificado ingieren macronutrientes y micronutrientes, lo que hace que esta dieta sea balanceada.

Gracias a las frutas y verduras, legumbres y frutos secos, entre otros, se obtiene fibra, vitaminas y minerales que el cuerpo necesita (Susarón, 2019).

Sin embargo, puede ser recomendable el uso de suplementos vitamínicos B12 para quienes tienen este hábito alimentario (Susarón, 2019).

¿Y cómo beneficia el estilo flexitariano a mi estado nutricional?

Para entender las ventajas de este tipo de alimentación, debemos saber qué es la nutrición.

Según la Organización Mundial de la Salud (s.f.), se define como:

“la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas del organismo. Una buena nutrición es un elemento fundamental de la buena salud”.

Llevar un estilo de vida flexitariano puede ser completamente saludable. Pero debe haber siempre el debido conocimiento de los nutrientes que se están consumiendo.

Ahora que ya lo conoces, practícalo y disfruta sus beneficios.


BIBLIOGRAFÍA.
Sánchez A (1 de febrero de 2017). Qué es eso de la dieta flexitariana y cuáles son sus beneficios. La Vanguardia.
McGrath M (11 de octubre de 2018). Qué es la dieta flexitariana y por qué es clave para salvar el planeta. BBC Mundo.
Susarón (18 de septiembre del 2019). ¿Conoces las dieta flexitariana? Susaron.es.
Organización Mundial de la Salud (s.f.). Nutrición. Who.int.
Salabert E (4 de junio de 2020). Flexitarianos, los ‘casi’ vegetarianos. Webconsultas.com.

- Advertisment -

ÚLTIMAS ENTRADAS